Violencia doméstica: ¿hasta cuándo?

Ayer tarde en Tàrrega (Lleida) una niña de 14 años fue asesinada por su pareja. Todo parece indicar que nos encontramos ante un nuevo caso de violencia de género. Llama la atención la edad de los muchachos (ella 14 y él 18) puesto que, a mi parecer, es un síntoma de que (en el tema de la prevención de la violencia de género) no se están haciendo bien las cosas. Las estadísticas hablan por sí solas: el número de víctimas mortales por violencia de género se ha mantenido más o menos constantes, con altibajos, entre 50 y 73 víctimas al año desde 1999.

W805b

http://www.inmujer.gob.es/estadisticas/consulta.do?metodo=buscar

Pasan los años y los casos no se reducen. A mi juicio las cosas que se hacen mal y deberían cambiar son:

1.- Demonizar al maltratador

Hace unos años cerca de la Sagrada Familia un chico agredió con un cuchillo a su pareja. Pasaba por allí un operario de “Gas Natural” con una barra metálica (que usaba en su trabajo) y, amenazando con ella al agresor, logró salvar la vida de la chica. El Ayuntamiento de Barcelona propuso entregar una mención al mérito ciudadano para este “héroe”. Este señor se negó a recibirla alegando que él sólo era una persona normal, un sencillo trabajador, y que lo único que deseaba era ahorrar dinero para volver a su país (Perú). Al día siguiente los periodistas descubrieron que este humilde trabajador había sido condenado anteriormente por violencia doméstica. Por lo visto había sido denunciado por dos de sus ex-parejas. El Ayuntamiento de Barcelona, al conocer ésto, retiró la intención de entregarle la mención al mérito ciudadano, que el mismo señor se había negado a recibir.

violencia-de-gc3a9nero-1

Así es, en la violencia de género no existen héroes ni villanos. Las campañas contra la violencia doméstica se han centrado en demonizar al maltratador.  Infinidad de anuncios televisivos en los que se muestra al maltratador como un ser mezquino, perverso y desequilibrado además de slogans tipo: “Contra el maltratados tolerancia cero”; “Cuando maltratas dejas de ser hombre”; “Aisla al maltratador”…  Todo ello  ha conseguido que gran parte de la sociedad identifique a los maltratadores con “ogros despiadados” con “psicópatas maniáticos” sin sentimientos ni corazón.

¡Nada más lejos de la realidad! Los maltratadores son personas normales y corrientes, con corazón, con sentimientos, personas comunes que (tal vez) ni sean conscientes de que están maltratando.

Violencia de genero

Muchas mujeres maltratadas pueden sentirse confundidas y pensar: “Me siento anulada y humillada por mi pareja, hermano o padre pero está claro que no me maltrata porque él no se parece en nada a los ogros que salen en los anuncios contra la violencia machista. No, mi chico no es un maltratador”.

Tal vez cuando la mujer llega a la conclusión de que los maltratadores también son personas con sentimientos, ya es demasiado tarde para ella.

2.- Fomentar el victimismo en la mujer.

Es un error victimizar a la mujer por el hecho de haber sido maltratada. Con ello la reducimos a la categoría de ser insignificante, de igual forma que lo hacía su maltratador. Cuando una mujer acepta que ha sido maltratada es fundamental que haga autocrítica e identifique en qué se ha equivocado para evolucionar y mejorar por ella misma. Si en vez de recorrer ese proceso se queda con argumentos tipo: “gracias a que he denunciado maltrato todos me escuchan y están por mí y yo disfruto con esta situación” pasará de víctima a victimista y éso es muy peligroso.

3.- Estamos ante un problema no sólo masculino sino de tod@s.

El problema nos lo centran sobretodo en el hombre cuando nos encontramos ante un desafío de la sociedad entera. Actitudes machistas las tienen tanto hombres como mujeres. Por ejemplo si vamos al patio de cualquier instituto de Enseñanza Secundaria comprobaremos que los chicos contra más superficiales y prepotentes son, más éxito tienen con las chicas. El “chulito perdonavidas” de clase liga mucho más que el que tiene la cabeza en su sitio.

Cuando una mujer recibe maltrato físico de su pareja y pide consejo a sus amigas, raro es que no aparezca alguna con comentarios tipo: “hija si te pega es porque le importas”; “si es tan celoso contigo es porque te quiere”; “bueno chica algo habrás hecho tú también para que te pasara eso, ¿no?” y sandeces por el estilo.

VIOLENCIA DE GENERO

En definitiva el problema de la violencia de género afecta de igual forma a hombres y mujeres, es un problema social y cultural que debemos afrontar unidos.

4.- Regular la publicidad, cine, etc…

Nuestros medios de comunicación, cine, publicidad, moda, series y demás están repletos de actitudes machistas. No sólo me refiero a los anuncios que utilizan a la mujer como simple objeto de consumo y venta sino también a algunas películas con escenas altamente peligrosas. Por ejemplo la película “Atame”, del multigalardonado Pedro Almodovar, trata sobre un desequilibrado (Antonio Banderas) que se obsesiona con una mujer (Victoria Abril), la secuestra y la mantiene atada a una cama: “No te desataré hasta que me quieras”. Y claro, pese a que al principio la mujer se resiste, finalmente acaba “queriendo” a su secuestrador. Moraleja: “si deseas enamorar a una mujer secuéstrala, átala, maltrátala…”

ATAME-1-800x541

David Bisbal, famoso cantante que no necesita presentación, en su canción “Ave María” dice textualmente:  “Ave maría, ¿cuándo serás mía? …..Ave maría, dime si serás mía….”.  Evidentemente no se refiere a una motocicleta sino a una mujer. ¡Qué bonito suena cuando lo oímos de la gargarta de Bisbal, pero que horrible cuando lo “escuchamos” de la mente de un maltratador!

Urge pues una revisión exhaustiva de los anuncios, series, películas, programas… que llegan al público en general.

5.- Confiar más en las mujeres día a día.

En octubre del 2010 el entonces presidente del gobierno español Jose Luis Rodríguez Zapatero se reunió con los presidentes de las 30 empresas más importantes de España.

http://elpais.com/elpais/2010/11/24/actualidad/1290590219_850215.html

Revisad la lista de los 30 convocados y no veréis ni una sola mujer. ¿Es eso normal?

La mujer debe empezar a ocupar puesto de poder y responsabilidad en nuestra sociedad. Ello tendrá un beneficio, sobretodo psicológico, en el ánimo de las mujeres maltratadas.

En resumen este es un problema de toda la sociedad hombres y mujeres. La solución radica en modificar nuestros valores culturales, tan simple y tan complejo como éso. Debemos ser críticos con la educación recibida, con los medios de comunicación de masas, con nuestro legado emocional y ser valientes a la hora de reconocer que nuestros seres queridos pueden estar equivocados. Abrir nuestra mente, y nuestras emociones, a la compleja idea de que tal vez esa persona no nos ama porque, simplemente, no nos respeta.

violencia-de-genero-tonto

Anuncios

Acerca de ardillanegra

Puede parecer una locura enfrentarse al sistema. Pero, tal y como están las cosas, la locura es no hacerlo.
Esta entrada fue publicada en Liberación femenina. y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Violencia doméstica: ¿hasta cuándo?

  1. Santiago dijo:

    Nos ha gustado mucho el artículo: demonizar, negar la posibilidad de poder (desgraciadamente) llevar a cabo conductas maltratadoras (inseguras, agresivas, controladoras) no vale para nada. El maltrato es una realidad, fruto de un vínculo, desde ahí se debe entender la prevención.

  2. Pingback: Catalunya, ¿futura república feminista? | Ardillanegra

  3. Pingback: G20 China 2016, todo sigue igual para la mujer. | Ardillanegra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s