Fenómeno Reborn “mujer=mamá”

Ha aparecido un nuevo fenómeno social, se llama “Reborn” y consiste en fabricar muñecos que simulan a recién nacidos con todo lujo de detalle: tamaño, tacto, temperatura, color, textura capilar, ojos, sonido… Hasta le ponen microbolas repartidas por el “cuerpo” para simular el peso de un bebé real e incluso les ponen fragancias de recién nacido para “engañar” el sentido del olfato.

Winnie-Emily-Jameson

Esta afición me parece muy bien siempre que se tome como un hobby más, como el modelismo, por ejemplo. Trabajar para conseguir el muñeco más “perfecto”, que se acerque el máximo posible a un bebé real entra dentro de lo que se podría considerar como una afición sana y saludable. También me parece perfecto que estos muñecos se utilicen como terapia para gente con alzheimer u otros problemas. Pero resulta que hay mujeres que los adquieren para tratarlos como si fuesen recién nacidos reales y se refieren a la fecha de su compra como si fuese “su nacimiento”, los alimentan, quedan con otras “madres” como ellas para sacarlos a pasear… En definitiva los tratan como si de verdad fuese un hijo. De alguna forma son como niñas de 70 años jugando a ser madres con muñecos hiperrealistas.
Aquí podemos ver las secuelas de la segregación educacional que sufrimos en nuestras infancias: las niñas deben jugar con muñecas porque “Mujer=Madre”. Los niños, en cambio, deben jugar con otros juguetes porque “Hombre=Cazador”. No nos damos cuenta, pero nuestro subconsciente sí y a la larga éste nos puede pasar factura psíquica y emocionalmente hablando.
¿Qué pasa en el subconsciente de una mujer que, por lo motivos que sean, no puede ser madre si de pequeña siempre jugó con muñecas junto a todas sus amigas?
La solución es fácil y compleja a la vez: basta con educar en la libertad de elección de juegos y juguetes además de en la autoestima necesaria para que la niña y el niño se valoren a sí mismos de tal manera que sean capaces de rechazar la presión social del grupo (y de la publicidad) para que jueguen con los juguetes con los que “les toca jugar”. Como digo: una tarea compleja y sencilla a la vez.

Anuncios

Acerca de ardillanegra

Puede parecer una locura enfrentarse al sistema. Pero, tal y como están las cosas, la locura es no hacerlo.
Esta entrada fue publicada en Liberación femenina. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s