Ropa y juguetes color lila

 

Pasan los años y, según datos objetivos, los delitos por violencia doméstica no disminuyen de forma significativa. En algo nos estamos equivocando porque se están dedicando muchos recursos para reducir esta lacra y, parece ser, que aún estamos muy lejos de su erradicación.

Me pregunto si no es hora de empezar a probar soluciones más imaginativas y valientes. Necesitamos iniciativas que despierten la curiosidad y remuevan la conciencia en la sociedad. La señora Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ya nos dio un ejemplo llamativo con su iniciativa por sustituir los “reyes magos” por “reinas magas” en las cabalgatas de reyes en algunos barrios de la capital del estado.

Otra iniciativa que se me ocurre a título personal, por ejemplo, consistiría en obligar a todas las empresas de ropa de recién nacido a utilizar un sólo color, el lila, en vez de dos colores discriminatorios de género, los ya famosos “rosa-niña, azul-niño”. La obligación podría hacerse extensiva también a los juguetes de niños pequeños (de 0 a 3 años).

conjunto-conejita-lila

Ropa lila para bebé independientemente de su sexo

ropa_bebe

 

 

 

Muchas personas no asumen como una discriminación la segregación de colores en función del género puesto que la costumbre social de la asignación de colores en función del género está muy arraigada en nuestro subconsciente. De esta forma abriríamos la mente de muchas personas ante el hecho de que la discriminación de género se inicia nada más nacer. Los beneficios psicológicos que esta medida podría aportar a la lucha por la liberación femenina podrían ser de considerable importancia.

71GGDwhnt8L._SY355_

Salvo alguna reticencia ante la novedad, es posible que la industria de ropa para bebé acabe aceptando la iniciativa, pues al fin de cuentas sólo se trata de cambiar el color de sus prendas. Incluso puede abaratar costos al tener que teñir las prendas con un solo color.

Si la lucha por la igualdad de derechos en la mujer (derecho al sufragio y a la paridad salarial) parece haber concluido (salvo algunas excepciones) todavía no hemos podido completar con éxito la batalla por la discriminación de género. Pongámonos en marcha con ideas originales e imaginativas. Hagamos del siglo XXI el siglo del fin de la discriminación de género.

Anuncios

Acerca de ardillanegra

Puede parecer una locura enfrentarse al sistema. Pero, tal y como están las cosas, la locura es no hacerlo.
Esta entrada fue publicada en Liberación femenina. y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s